¿Es posible conciliar?

Era una de  de las cuestiones que se abordaron en la mesa redonda que Suavinex, empresa especializada en la venta de productos de lactancia materna, organizó en su primer Congreso el pasado miércoles en el Colegio Oficial de Arquitectos de Madrid (COAM).

Y la cosa tiene chicha ¿Verdad? Jornadas marationanas, reuniones eternas, demasiada carga laboral y la mala costumbre de “calentar la silla” hacen muy complicado conciliar la vida laboral con la personal.

En ella participó Carme Chaparro, periodista y presentadora de la edición de fin de semana de Informativos Telecinco, la fundadora de “El Club de las Malas Madres” Laura Baena, la impulsora del movimiento #mamiconcilia Usué Madinaveitia y la psiquiatra y consultora en salud mental perinatal Ibone Olza. Cuatro madres experimentadas que nos contaron sus experiencias personales de cómo se vive con la maternidad y debatieron sobre el punto en el que estamos, posibles soluciones y otros puntos de interés.

El objetivo del debate fue reivindicar la necesidad de un verdadero cambio social para que todos aquellos que quieran ser madres y padres no sientan que tienen que renunciar a su carrera profesional para criar a sus hijos.

Se lanzaron cuestiones como ¿Qué se debe hacer para llevar a cabo una conciliación real?, ¿Sólo afecta a las madres o empieza a influir también a los padres?, ¿Cómo viven los niños la falta de conciliación?, etc. Como decíamos al inicio de este post, cuestiones complejas de resolver ya que suponen un gran cambio de mentalidad en nuestra actual sociedad.Y es que según la encuenta del Informe #concilia13f que realizó el pasado año “El Club de las Malas Madres” el 80% de madres profesionales de nuestro país no puede conciliar y el 20% de mujeres que declaran no tener dificultades para conciliar tampoco disponen de tiempo libre y confiesan estar cansadas por la carga de trabajo total que asumen. Por ello “hasta que la conciliación no avance, la lactancia materna se verá afectada” señaló Laura Baena.

Carme Chaparro sostenía que “hace falta la voluntad legislativa para cambiar las cosas sobre conciliación“. Otra de las proposiciones fue que “hasta que no exijamos sin miedo a nuestras parejas la corresponsabilidad en la crianza no habrá una conciliación real“.

También es imprescindible tener en cuenta el factor psicológico de las madres  y padres y por supuesto de los hijos a la hora de conciliar. Jornadas intensivas, tiempo de calidad (y en cantidad) para compartir con tus hijos y presencia, mucha presencia y amor. Ingredientes necesarios para poder compaginar todas las facetas personales y profesionales en equilibrio. Al fin y al cabo es lo que me va a proporcionar la felicidad ;-)

Queremos acabar el post con un mensaje positivo, por ello, hemos seleccionado el que lanzó  Usué “somos la generación de mujeres y hombres que vamos a cambiar las cosas. Tenemos la esperanza de que poco a poco la conciliación ya no sea un problema para los padres

 

— Posted on mayo 6, 2016 at 2:58 pm

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *